Seis veces ha caído cantidad de promotores inmobiliarios en Lara

« Regresar

Publicado el día 24 de Septiembre del 2015

La creación de nuevas leyes y la modificación de las ya existentes se encuentran entre las propuestas que ha desarrollado la Cámara Inmobiliaria junto a Fedecámaras y que incluso, señala Alejos, deberían ser evaluadas por quienes asuman la nueva Asamblea Nacional, para retomar el desarrollo de la actividad inmobiliaria, pero aunado a las medidas que se deben asumir para solventar el desequilibrio que se está viviendo.

La crisis económica del país sigue afectando al sector inmobiliario en la entidad, que actualmente se encuentra limitado a la construcción de edificaciones para uso comercial, dejando atrás las viviendas, afectando de esta manera no sólo al inversionista sino a los trabajadores y a las familias que aún no cuentan con casa propia.

Según José Manuel Alejos, presidente de la Cámara Inmobiliaria del estado Lara, antes de entrar en vigencia el decreto que prohíbe el cobro del Índice del Precio al Consumidor (IPC) en 2008 y luego la Ley Contra la Estafa Inmobiliaria, habían 24 promotoras afiliadas a la cámara haciendo desarrollo habitacional y comercial, pero después de 6 años sólo quedan cuatro que han terminado refugiándose en el área comercial. El resto optó por desarrollar proyectos en el exterior.

Esta situación ha generado que sólo un tercio de la fuerza laboral esté solamente en su función, explica Alejos, quien señala que Lara se encuentra muy por debajo del resto de las ciudades más importante del país en cuanto a desarrollo de obras.
Considera que se deben conjugar todos los esfuerzos públicos y privados para retomar la actividad inmobiliaria como la vivida antes de 2009, además de que el Estado debe garantizar una serie de condiciones para que se dé nuevamente una posibilidad de acceso real a la vivienda y no depender únicamente de las adjudicaciones de la Gran Misión Vivienda.

La creación de nuevas leyes y la modificación de las ya existentes se encuentran entre las propuestas que ha desarrollado la Cámara Inmobiliaria junto a Fedecámaras y que incluso, señala Alejos, deberían ser evaluadas por quienes asuman la nueva Asamblea Nacional, para retomar el desarrollo de la actividad inmobiliaria, pero aunado a las medidas que se deben asumir para solventar el desequilibrio que se está viviendo.

Fuente: El Informador