La Catedral de Caracas es restaurada por primera vez desde 1967

« Regresar

Publicado el día 26 de Marzo del 2015

La fachada estará lista esta semana y luego se intervendrá por dentro. Desde el terremoto que asoló a la capital el año de su Cuatricentenario (1967), la Catedral de Caracas no había sido intervenida de manera integral.

Hoy 53 personas trabajan desde hace casi un mes en dos turnos para lograr que toda la fachada (incluyendo puertas, cornisas que perdieron su forma original, la placa fundacional y el altorrelieve de Emilio Garibaldi) esté remozada para el inicio de la Semana Santa. Una vez concluida ésta, la iglesia se cerrará parcialmente de nuevo para que se pueda llevar a cabo la intervención del interior.

Todo comenzó con una visita que el mes pasado realizó Heidi García, secretaria de Servicios Públicos de Distrito Capital, a este templo: "Me dio dolor ver que una iglesia con tanta historia y tantas obras de arte estuviera en semejante estado de descuido, con columnas manchadas de humedad y techos descascarados. Se lo comuniqué a Villegas (Ernesto Villegas, jefe de Gobierno de Distrito Capital) y me dijo que pasara un informe, se aprobaron los recursos y pronto empezaron las obras".

El padre Juan Carlos Silva, quien tiene más de diez años en esta iglesia, cuenta que en ese lapso al templo solo se le habían hecho arreglos menores, a pesar de las muchas peticiones que le hicieron a Fundapatrimonio.

Perla García, especialista en restauración de obras escultóricas y monumentos públicos, es la encargada de la madera: "Estamos utilizando la tinta original, un nogal oscuro y africano. Nada de barniz", dice.

Las campanas fueron desinfectadas y luego se les colocará pavón (que es una especie de cera) para protegerlas. Luego se instalarán dispositivos para evitar que las palomas se posen sobre ellas, pues sus excrementos han hecho mucho daño.

En cuanto a la placa fundacional y al altorrelieve en homenaje al 19 de Abril que están en su fachada, las letras de ambos fueron delineadas con purpurina de oro para resaltarlas.

Todo esto, así como el manto asfáltico del techo, debe estar listo para Semana Santa, y después vendrán los arreglos interiores, así como la restauración de la cúpula y del camino que conduce al campanario. También se quiere arreglar el mecanismo que permite tocar el himno con las trece campanas que componen este lugar.

García estima que esta segunda fase, la de las intervenciones internas, debe tomar alrededor de una semana, y luego se enfocarán en la restauración de Santa Capilla: "La idea es recuperar la majestad de tantos sitios cuya importancia histórica contrasta con el estado en que se encuentran".

Fuente: Tus Metros