Ferreteros: se agudizó escasez de alambre, cables y cemento

« Regresar

Publicado el día 30 de Marzo del 2015

Alambres, cemento, cables, pegas de zapatero y para PVC, tornillos, clavos, bombillos, productos eléctricos (taladros, esmeriles) y para soldar (electrodos), herramientas y discos para cortar y tuercas son algunos de los artículos del sector ferretero que integran la lista de los más escasos en los expendios ubicados en el eje norte del estado Anzoátegui.

“Aquí no hay ningún tipo de cables porque los pocos que quedaban los vendimos en diciembre y este año no hemos recibido ningún pedido de este rubro”, manifestó Isaac Alcobe, empleado de la tienda Ferre Solar, ubicada en el sector Sierra Maestra de Puerto La Cruz.

El trabajador comentó que el alambre liso, empleado para construcciones y reparaciones menores, es uno de los que más fallan en los anaqueles, pues los proveedores se llevan los pedidos pero no envían la mercancía porque no tienen, debido a que no están recibiendo dólares para adquirirlos ya que la mayoría de los artículos son importados.

“Este producto tiene más de dos meses sin llegar y a diario vienen clientes buscándolo. Ningún despacho, del rubro que sea, se está recibiendo completo”.

Apuntó que están expendiendo lo que hay en inventario y lo que llega. Dijo que en el caso de los clavos aún disponen de algunas presentaciones, pero en pocas cantidades. “Las ventas han bajado. La escasez se agudizó”.

En la tienda Ferreteros.Com C.A., también situada en esa zona porteña, no hay pega de ningún tipo, alambre, bombillos, cables, clavos, tuercas ni discos para cortar desde el año pasado, indicó una empleada.

Refirió que los pedidos los reciben con retraso e incompletos porque los distribuidores no tienen mercancía por falta de divisas para importarlos.

“Si pides 30 unidades de un determinado producto llegan cinco o seis que se agotan en un día. La situación está tan crítica que aquí no hay artículos de acero. La última vez que vendimos alambre liso fue en abril de 2014 a Bs 63 el kilogramo. Así es imposible evitar que las ventas sigan cayendo”.

En la publicación de este rotativo del 8/9/2013, varios ferreteros del área metropolitana precisaron que la escasez comenzó con el control de cambio, pero se ha ido acentuando hasta alcanzar un punto crítico. En la edición del 8/9/2014 volvieron a reportar fallas en la distribución de cabillas, cemento, tubos de acero, cerchas y artículos para soldar.

Nada ha cambiado

Ramón Martínez, encargado de la Ferretería Don Tony, ubicada en la calle Bolívar del casco central de Barcelona, informó que la última vez que vendieron alambre liso fue en noviembre, pero no llegó más. El kilo lo ofrecieron a Bs 90. “Los vendedores de tornillos nos visitan y no traen nada. El cable estaba a Bs 35 el metro el año pasado, cuando aún había. El cemento no ha llegado más”.

En la Ferretería 5 de Julio, también en el bulevar capitalino, las ventas han bajado 50% en el último año por la escasez, sostuvo su dueño Manuel Reis Dos Santos. “Los retrasos con los pedidos comenzaron hace tres años, pero en los últimos cinco meses la situación ha sido crítica porque se agudizaron las fallas en los despachos de la mercancía”.

10 minutos en la tienda Ferretodo (calle Juncal del centro barcelonés) bastaron para hacer una lista de todos los productos del sector que no se consiguen. Su propietario Pedro Morese dijo que sólo con observar sus anaqueles vacíos se confirma que la escasez se agudizó el año pasado y ha empeorado en lo que va de 2015.

“Esta es la primera vez que, en 25 años que tengo con este negocio, no hay ni un bombillo, ni un paquete de alambre para venderles a los clientes porque llegó un solo pedido en enero que se agotó en una semana”.

“Para comprar cemento en las pocas ferreterías donde aún sigue llegando hay que madrugar”. Carlos Gómez. Obrero

“Hasta para conseguir 30 metros de cable para ponerle la luz a un local he tenido que recorrer tres negocios”. Omaria Rodríguez. Habitante de Barcelona

“Tuve que parar la construcción de una habitación en mi casa porque no consigo vigas, alambre ni cemento”. Carlennys Rojas. Habitante de Barcelona.

Fuente: El Tiempo