Déficit en servicios colapsa la ciudad

« Regresar

Publicado el día 27 de Febrero del 2015

Un promedio de tres protestas mensual se registran en sectores de Petare Norte. Unos 32 días sin recibir agua fue el detonante de una tranca de los vecinos de los barrios de Petare Norte que obstaculizó por más de nueve horas uno de los accesos a la ciudad (autopista Gran Mariscal de Ayacucho) exigiendo mejoras en este servicio público.

Esta protesta no es la primera que hacen los vecinos de estos sectores populares, y es que en promedio se registran tres trancas al mes en la zona por deficiencias no solo del servicio de agua sino también por fallas en la recolección de basura o por inseguridad, según estimaciones de los dirigentes vecinales de las urbanizaciones vecinas (Miranda y Terrazas del Ávila), que son las zonas más afectadas cuando se generan estas manifestaciones.

Según Marcos Negrón, asesor del Instituto Metropolitano de Urbanismo de la alcaldía Metropolitana, Caracas está atravesando una grave crisis de servicios, como fallas en el suministro de agua y en la recolección de basura por la falta de inversión en infraestructura urbana y el saboteo constante al trabajo de las alcaldías.

Comentó que cerca de 30% del agua que recibe la ciudad se pierde por fugas en la red de distribución porque se trata de tuberías se han ido envejeciendo. Y desde 1997, cuando se puso en servicio el embalse de Taguaza no se construyen nuevas fuentes de agua.

Para Negrón la solución es una planificación urbanística donde estén involucrados todos los niveles del gobierno, nacional, regional y local y coordinar de forma orgánica el tipo de servicios que se requieren.

Gastos extras en condominio

Mientras, todo esto ocurre los más afectados son los vecinos ya que el déficit en servicios no solo colapsa la ciudad sino que encarece su vida, porque tienen que pagar más para poder solventar la situación.

José Antonio García, presidente de la Asociación de Vecinos de Terrazas del Ávila, comenta que un edificio de 50 apartamentos gasta mensualmente 18 mil bolívares en cisternas para solventar la falta de agua y adicionalmente cancela el servicio al Instituto de Agua de Sucre (IMAS) que son 2.500 bolívares por edificio.

En La Urbina un edificio de 54 apartamentos gasta mensualmente 40 mil bolívares en seguridad, lo que representa 50% de los gastos del condominio, indicó Elizabeth Fagres, dirigente vecinal de la calle 1.

En la esquina de San Luis de la parroquia San José en Libertador los directivos del consejo comunal instalaron bombillos de poste a poste como una medida provisional, mientras que las cuadrillas de Corpoelec reparan el alumbrado, según informó Rafael Herrera, dirigente vecinal.

Alcaldías asumen obras

Ante los problemas de los servicios las autoridades locales admiten las deficiencias, por lo que en algunos casos han asumido responsabilidades y en otras exigen mejoras a los organismos nacionales. La directora Ejecutiva de Gestión Urbana de Chacao, Gladys Rodríguez, comentó que la alcaldía asumió el año pasado la reparación del alumbrado público, a pesar de ser competencia de Corpoelec. Invirtieron 8 millones de bolívares y recuperaron 90% de luminarias.

En Baruta, el director General de la alcaldía Bayardo Monagas, admite que la falta de agua, fallas en el alumbrado y la inseguridad son los principales problemas. "Hemos reportado las fallas de alumbrado a Corpoelec porque afecta la inseguridad, pero no hemos recibido repuesta".

En el Municipio Sucre el alcalde Carlos Ocariz comentó que mientras no se retome el uso de la planta de transferencia en Julian Blanco seguirá la deficiencia en la recolección de basura. Sobre la falta de agua la presidenta del IMAS, Tatiana Noguera informó que Hidrocapital no aporta la presión necesaria para normalizar el servicio en las zonas altas.

Fuente: Tus Metros