Sector inmobiliario requiere más que una reforma legislativa

« Regresar

Publicado el día 18 de Enero del 2016

El valor de los alquileres de inmuebles ha aumentado entre 200% y 300%, según lo han informador representantes del sector, mientras el número de compra-ventas ha disminuido considerablemente. Las restricciones de la ley reducen el abanico de opciones a disposición y mientras menor es la oferta y mayor la demanda, los precios mantienen su comportamiento en ascenso.

Así lo explicó José Manuel Alejos, presidente de la Cámara Inmobiliaria en el estado, quien refirió que a pesar de que el ente gremial no cuenta con estadísticas propias, para lo cual trabajan actualmente, la situación es similar a la de otras regiones en el país, donde se ha reducido la participación de representantes del sector por las restricciones de la ley y los numerosos controles, además de procesos administrativos que reducen la oferta.

Recordó que según ley, no sólo se prohíbe el desalojo forzoso sino también aquel procedimiento basado en argumentos de valor.

Asimismo mencionó leyes que a su juicio representan trabas para el desarrollo de la actividad, como la Ley Contra la Estafa Inmobiliaria, que en su percepción fue empleada como “herramienta para la casería política de empresarios adversos al gobierno”

“El mercado se ha vuelto pesado y eso se ve en la reducción del número de operaciones en los registros en Lara… Hay una fuerte merma en las compra-ventas y la mayoría de los pocos trámites que se realizan en la entidad son sucesiones familiares. Si bien esto se ha visto en otros estados, el impacto en Lara ha sido mayor, por la cantidad de operaciones que se realizaban años atrás… Hay propietarios que esperan vender a precios que los compradores no están dispuestos a pagar.”, relató Alejos.

Alejos comenta que si bien es cierto se requieren de modificaciones en la ley, a fin de brindar garantías a las partes, además de confianza, es preciso que el cambio también sea de tipo Ejecutivo.

Para el presidente de la Cámara en Lara será un año complejo, incluso “más difícil que el anterior, por la caída en los precios del petróleo y la falta de divisas”, por lo cual el representante del gremio sostiene que no sólo se requieren cambios en la legislación, sino también en la economía misma.

Fuente: El Impulso