Provea demuestra en Corte Interamericana falsedad de cifras de construcción de viviendas en Venezuela

« Regresar

Publicado el día 12 de Diciembre del 2016

El pasado viernes 2 de diciembre de 2016 la CIDH realizó la audiencia “Derecho a la vivienda en Venezuela”, solicitada por el Estado venezolano. En la misma participó como contraparte Provea para aportar información adicional suministrada por los funcionarios.

Citando cifras del Banco Central de Venezuela, Provea refutó que en Venezuela se hayan construido durante el año 2015 más de 300.000 viviendas como afirmó el Estado, lo que sumaría un millón desde la creación de la Gran Misión Vivienda Venezuela: “En su informe “Resultados del Índice Nacional de Precios al Consumidor, Producto Interno Bruto y Balanza de Pagos” –afirmó Uzcátegui- correspondiente al cuarto trimestre de 2015, el principal banco del país registró que la construcción había sido el sector de la economía que más había disminuido durante los últimos tres meses del año, con un decrecimiento de -23,8%. Al revisar el mismo informe del Banco Central, pero para el tercer trimestre del año 2015, los resultados son similares: La construcción volvió a ser el sector de la economía con mayor crisis en el país, con un retroceso de -20,2%”. El activista también citó frases de la Memoria y Cuenta de los ministerios de vivienda y trabajo en la que afirman que la falta de insumos de construcción no permitió cumplir las metas establecidas.

Luego de la intervención del Estado, Rafael Uzcátegui, Coordinador General de Provea enfocó su intervención en tres temas: 1) Falta de acceso a la información sobre las políticas de vivienda y contradicciones en las cifras sobre su ejecución; 2) Violaciones al componente “seguridad jurídica de la tenencia” inherente al derecho a la vivienda adecuada y 3) Violaciones al derecho a la vivienda como consecuencia del Operativo de Liberación del Pueblo (OLP).


OLP y violaciones al derecho a la vivienda

Uzcátegui recordó que la seguridad jurídica de la tenencia, uno de los componentes del derecho a la vivienda, protege a sus habitantes de un desalojo: “Según las visitas realizadas a comunidades favorecidas por la Misión Vivienda, así como por diferentes denuncias recibidas por Provea, las personas que han recibido casas por parte de esta política pública no cuentan con un título de propiedad que les garantice protección contra desalojos arbitrarios”. A pesar que los funcionarios del Estado habían asegurado que Venezuela era un país “de cero desalojos”, 1.490 familias habían sufrido desalojos arbitrarios por parte del Operativo de Liberación del Pueblo.

Por otra parte Provea registró que 976 viviendas fueron demolidas y otras 10 fueron incendiadas por agentes de la fuerza pública, en 5 estados de Venezuela, durante la ejecución del OLP en el año 2015, mostrando fotografías de demoliciones, desalojos e incendios de varias comunidades en el país, incluyendo la campaña #NavidadSinCasa, que realiza el Comité de Víctimas de la OLP de La Ensenada.

No obstante, Provea destacó que en la memoria y cuenta se mencionó la escasez de materiales entre las dificultades registradas por los órganos descentralizados. Construpatria aseguró que la gestión de 2015 estuvo afectada en la adquisición, procura, logística, fabricación, almacenamiento y distribución del material de construcción, motivado “a la guerra económica” dirigida contra el gobierno revolucionario.

Igualmente, las empresas fabricantes en todo el país manifestaron no contar con la materia prima necesaria, dificultando la producción de los materiales terminados. Alegaron no tener acceso a las divisas para importar estos insumos.

Por su parte, el Centro Rafael Urdaneta (Crusa) indicó que dentro de los obstáculos encontrados estaba la escasez en algunos rubros de materiales como cemento, cabillas, cerámicas, piezas sanitarias, techos, tubos estructurales, entre otros.

Jaime Gómez, presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción, advirtió que la producción de los principales insumos reportaron una contracción significativa: la cabilla cayó 35% y el cemento 8%. “El sector se ha visto gravemente afectado con la adquisición de partes eléctricas. Estamos presentando severos problemas en todo lo que es cables y transformadores. El cable ha incrementado 2000%, el cobre no se produce en Venezuela y todo viene en dólar libre”.

Otro indicador que desestima la construcción de tantas viviendas en 2015 es la cantidad de personas empleadas para lograr la meta. Octavio Campos, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la Construcción, declaró que nunca antes había habido tanta desocupación en el sector construcción: “La tasa de desempleo está entre 70% y 74%”. Añadió que con una economía eficiente, el sector absorbe de 1,3 millones a 1,5 millones de personas, pero ahora solo existen 400.000 ocupados.

Incluso, el Ministerio del Trabajo, en su memoria y cuenta de 2015, acotó que el sector construcción había sufrido los “embates de una política adelantada por poderosos grupos económicos nacionales e internacionales, situación que afectó sensiblemente el desarrollo de la vida nacional e impactó negativamente la eficiente ejecución de proyectos”.

Fuente: Run Runes