CIV dirige comunicado a la sociedad venezolana y al Gobierno nacional

« Regresar

Publicado el día 29 de Junio del 2015

La Cámara Inmobiliaria de Venezuela observa con mucha preocupación las declaraciones a la prensa nacional, realizadas por el ciudadano ministro Ricardo Molina el día 25 de junio, donde expresó: “Estamos preparados para comenzar la toma de terrenos y el inicio de obras en todo el territorio nacional para seguir avanzando en la construcción de viviendas”.

Las tomas de terrenos se vienen dando mediante resoluciones de ocupación amparadas en el siguiente precepto: “Proteger el interés colectivo inherente al derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias”.

Estamos totalmente conscientes de la problemática que se vive en materia de vivienda en nuestro país, el déficit actual, según estimaciones oficiales, se ubica en una cifra cercana a 2.800.000 unidades, siendo mayor la carestía y mayor la necesidad, en los sectores más vulnerables de nuestra población.

Sin embargo, la manera como se pretende abordar el problema, transgrediendo principios constitucionalmente instituidos, desconociendo de manera absoluta la propiedad privada, consideramos que no será la más efectiva. Construir desarrollos habitacionales sin la planificación respectiva, sin tomar en cuenta la multitud de factores necesarios, no permitirá que los desarrollos alcancen las condiciones expresadas en el espíritu de los decretos: “viviendas adecuadas, seguras, cómodas, con servicios esenciales”. Adicionalmente, el impacto que generan muchos de los desarrollos en el hábitat interno y externo, donde se construyen, contraviene paradójicamente el deseo expresado en sus propias resoluciones: “un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias.

Los desarrollos muchas veces solucionan medianamente la vida de unos pocos, a expensas de crear problemas y caos a muchos, y lo que es peor, desconociendo los derechos fundamentales de otros venezolanos.

La Cámara manifiesta su disposición de trabajar con el Ejecutivo en un Plan Macro de Desarrollo Habitacional, pero advierte que una toma de terrenos urbanos desestimulará, aún más, al sector y su incidencia en la reducción del déficit será exigua. Estamos preparados para aportar, mediante el diseño de estrategias basadas en nuestra experiencia, soluciones que permitan a los sectores más vulnerables disponer de una vivienda digna.

En Caracas, 26 de junio de 2015

Fuente: Presidencia de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, a cargo de Carlos Alberto González.