Cámara Inmobiliaria: “Ante la realidad insistimos en aportar soluciones”

« Regresar

Publicado el día 26 de Febrero del 2016

Ante la presencia de problemas que han perjudicado al mercado de inmuebles habitacionales y comerciales reduciendo significativamente la oferta y afectando, de tal manera, a los venezolanos de todos los sectores, la Cámara Inmobiliaria de Venezuela ha venido proponiendo al Gobierno Nacional y a la sociedad discutir una serie de acciones para empezar a solucionar estos inconvenientes del sector inmobiliario. Estas propuestas están en concordancia con reuniones que han venido sosteniendo el ministro de Vivienda, Ricardo Molina, y el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini Pietri, en meses pasados, incluso antes de que se establecieran las reuniones públicas con otros organismos gremiales, llamadas mesas de paz.

El panorama inmobiliario no puede dejar satisfecho a ningún venezolano: hay incremento de precios de los inmuebles debido a la poca oferta y a la desconfianza de los ciudadanos, pues temen que la inflación y la devaluación acaben con sus ahorros, lo que empuja el alza de precios a la hora de vender un inmueble; hay disminución de la oferta de inmuebles desarrollados tanto por el sector público como el sector privado, debido a fallas de producción y de suministro de materia prima; existen leyes que impiden nuevos desarrollos inmobiliarios porque contienen fórmulas económicas que no se relacionan con la realidad por lo que deben actualizarse. La situación difícil se hace evidente con los números: Misión Vivienda en 2014 apenas ha entregado 1,27% de su meta de 400 mil viviendas cuando han pasado 2 meses y medio del año, es decir, solo se han entregado según informaciones gubernamentales 5000 viviendas, y se tiene el antecedente del año 2013, cuando tampoco se alcanzó la referida meta (se presentó una caída del 49% de la meta). Si todos los materiales de construcción y facilidades administrativas se dirigen a Misión Vivienda, ¿qué pueden esperar los desarrollos inmobiliarios privados? El mercado inmobiliario en el país no está bien y eso se debe a condiciones que rodean al mercado que deben ser modificadas.

Luego de varias reuniones el gremio inmobiliario ha actualizado sus recomendaciones al Gobierno, que son enviadas al Ministro de Vivienda para que se concreten soluciones en reuniones próximas. “Debemos ir a la acción, debemos comenzar con la ejecución de las propuestas para resolver los problemas inmobiliarios del país, ante la realidad insistimos en aportar soluciones”, dijo Aquiles Martini Pietri, presidente de la Cámara Inmobiliaria.

En primer lugar, está el caso del mercado primario de inmuebles, la producción de viviendas nuevas por parte del sector privado para satisfacer la demanda y apoyar al sector público. Lograr mejoras en este sector pasa necesariamente por trabajar en 4 áreas: planificar y ejecutar con sector privado el desarrollo de tierra urbanizada, con servicios fundamentales para que puedan generarse las condiciones de habitabilidad en las que se construyan viviendas; incrementar producción y distribución de materia prima y dar mayores oportunidades de adquirirla a todos los sectores; actualizar los valores del financiamiento tanto a empresas desarrolladoras como a familias optantes a la compra, porque los techos de los créditos han quedado muy por debajo de lo necesario para adquirir inmuebles debido a la inflación y la devaluación; cambiar leyes centralizadoras y desestimulantes que dificultan la inversión privada nacional y extranjera, dentro del marco del respeto a la propiedad privada.

En el caso de la Ley de Arrendamiento, agregó Martini Pietri, se proponen cambios específicos a esa normativa para hacerla viable. “Es por todos conocido que la Ley de Arrendamientos de Viviendas ha causado la anulación del sector; la multiplicidad de trámites y formalismos excesivos cercena a las partes la posibilidad de celebrar contratos en forma dinámica; el incumplimiento de las obligaciones principales por las partes de un contrato debido a complicaciones de la ley ha conllevado a una reiteración de conductas anárquicas sin sanción alguna, por lo que la recuperación de la propiedad bajo los parámetros establecidos en esta ley se hace imposible”, señaló el vocero inmobiliario.

El gremio inmobiliario invita a proteger igualmente a los arrendadores y arrendatarios ayudando a las personas que, por ejemplo, no pueden cumplir sus obligaciones contractuales por motivos válidos y comprobables, mientras que se proceda al desalojo de los inquilinos que incumplen injustificadamente sus contratos. Además de esto, y entre otras cosas, se invita a revisar la posibilidad de descentralizar funciones de la Sunavi a favor de todas las alcaldías del país.

“Es importante no olvidar trabajar en la parte de los alquileres comerciales, pues desde la promulgación del decreto que los congeló sin considerar gastos, ni condiciones de cada uno de los contratos de alquiler, el sector comercial se ha visto amenazado al punto de que se están reduciendo los servicios y la calidad de los mismos en el subsector de los centros comerciales. Debe entenderse que el mercado inmobiliario comercial está conformado en 90% por locales que están fuera de centros comerciales y solamente 10% está ubicado dentro de centros comerciales los cuales tienen una realidad económica diferente”, explicó Martini Pietri.

Sumado a todo lo anterior, el gremio considera fundamental abandonar la política expropiatoria y respetar el derecho a la propiedad privada que ha sido violentado. Deben solucionarse los inconvenientes, mayores o menores, que las expropiaciones hayan podido causar; siguen vigentes los casos de muchos edificios que fueron expropiados en años anteriores en el Área Metropolitana de Caracas para ser entregados a los inquilinos y, sin embargo, los propietarios aún no han recibido justo pago por esos inmuebles. Es materia pendiente llegar a una solución justa y satisfactoria, apegada a derecho.

De acuerdo con el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela el sector privado puede invertir capital, diseñar y construir viviendas, asesorar a las familias, y estimular el mercado de alquileres siempre y cuando se produzcan las condiciones de empuje económico necesarias que garanticen respeto a la inversión y bases para crecer en Venezuela; por otra parte, la sociedad venezolana tiene una demanda creciente de inmuebles que no está siendo satisfecha ni por el mercado primario ni el de alquileres, por la sencilla razón de que no hay estímulo suficiente a la producción. “Al ver los puntos de encuentro, es claro que solo hacen falta decisiones administrativas del Gobierno para empezar a revertir este escenario de poca producción. Los resultados se verán a corto plazo, siempre y cuando las medidas no sean puntuales y se convierten en un sistema progresivo de apertura económica y social, es decir, una política de Estado”, afirmó Martini Pietri.

“En la Cámara Inmobiliaria de Venezuela sabemos que nuestro país tiene todos los recursos para ser una potencia y dar a sus ciudadanos una excelente calidad de vida, pero esa calidad de vida solo se alcanzará si los ciudadanos individual y colectivamente aspiran a ella y trabajan para conseguirla. Permitir el emprendimiento, fomentarlo y respetarlo a través de modificaciones en el sistema económico es la mejor forma de que nuestro país deje atrás penosas situaciones de improductividad y estancamiento como las que afectan al sector inmobiliario”, expresó el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini Pietri, en referencia al interés que la sociedad venezolana está demostrando, a través de manifestaciones públicas y declaraciones de varios sectores, de alcanzar una mejor calidad de vida y soluciones a los problemas.

Fuente: Juan Ortega