Cámara Bolivariana de la Construcción pide fijar precio de viviendas nuevas

« Regresar

Publicado el día 02 de Febrero del 2016

Hernández especificó que la propuesta es para que se fije un precio único de venta a las casas o apartamentos del mercado primario (a estrenar), dirigidos a la clase media.

El presidente de la Cámara Bolivariana de la Construcción (CBC), Gerson Hernández, informó que una de las propuestas que presentaron al Consejo de Economía Productiva, específicamente a la mesa que coordina el Motor Construcción, fue la ampliación de las condiciones para incrementar la fabricación de viviendas para la clase media, y que a la vez, la oferta sea atractiva y ofrezca facilidades a las familias para comprar su vivienda principal.

Hernández especificó que la propuesta es para que se fije un precio único de venta a las casas o apartamentos del mercado primario (a estrenar), dirigidos a la clase media. Indicó que la idea es que se establezca un mecanismo de análisis de las estructuras de costos y se proceda a establecer los precios de venta de los inmuebles.

“Vemos con mucha frecuencia que casas o apartamentos que tienen sistemas constructivos muy parecidos, donde se usan los mismos materiales y de la misma calidad, incluso las construcciones están en la misma zona, y la banda de precios es muy desigual, lo que buscamos es que se fije un precio que no sea especulativo y que el constructor tenga su ganancia”.

El presidente del gremio bolivariano privado argumentó que la intención es darle cabida a la edificación de inmuebles dirigidos a la clase media, a los pequeños y medianos constructores. “La propuesta específica que llevamos al motor de la construcción, como integrantes del Consejo de Economía Productiva, es que se permita a las pequeñas y medianas empresas de construcción participar en el programa 0800mi hogar (creado en 2011 por Chávez para hacer casas para la clase media). Los pequeños y medianos constructores estamos preparados para estas construcciones y proponemos bajar los costos de las viviendas, porque podemos asociarnos en proveedurías para obtener los materiales a costos más accesibles y de calidad; esto bajaría el precio final de las viviendas, y sería una relación de ganar-ganar”.

Fuente: Informe 21