Comprar una vivienda propia se hace imposible para los venezolanos

« Regresar

Publicado el día 20 de Octubre del 2017

Para muchas parejas recién casadas o profesionales que desean realizar su sueño de adquirir una vivienda propia, cumplir esa meta se vuelve cuesta arriba. Durante los últimos diez años, los costos en el mercado de inmuebles aumentó un 46.000%.

De acuerdo con el portal El Tiempo, en consulta de clasificados de prensa, páginas web especializadas en el ramo inmobiliario y en un recorrido realizado por varios sectores de la zona norte, se aprecia una oferta que va desde 90 hasta 800 millones de bolívares.

Desde el 2007, una vivienda de clase media promedio con tres habitaciones y dos baños pasó de Bs. 170.000 (casi el monto del último aumento del bono alimenticio decretado por el Ejecutivo), a Bs. 80.000.000.
SIN CRÉDITOS BANCARIOS

Francelys Bravo, quien está próxima a adquirir una vivienda junto a su esposo, sostuvo que se les hizo sumamente difícil costear los 125 millones que costó el inmueble que encontraron en la urbanización El Tamarindo, ubicada en la salida de Barcelona, estado Anzoátegui.

“¿Quién compra con estos precios? Es una locura. Uno busca las opciones que cree son convenientes, pero qué va, las casas son incomprables”, dijo Bravo.

Agregó que se decidieron por eso porque no contaban con el dinero para comprar en una zona mas céntrica.

“Mi esposo realiza trabajos en la industria petrolera y con lo que le queda vamos a comprar la casa. No hemos solicitado nada de créditos en bancos, ni estamos inscritos en programas del Gobierno. Los precios están por las nubes, es casi imposible comprar una vivienda hoy día”, aseveró.

Miguel Rodríguez, fue otra persona que no optó por financiamientos bancarios porque, a su juicio, “el monto máximo de un préstamo no cubre las expectativas, eso si acaso alcanzará para una inicial”.

A principios de año, el presidente Nicolás Maduro declaró un aumento en los créditos para la adquisición, autoconstrucción y remodelación de viviendas, el cual quedó en 30 millones de bolívares y depende también de la capacidad de pago del solicitante.

El vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Alfredo Ruíz, afirmó que el dramático panorama en el sector mobiliario seguirá en aumento debido a la oferta casi nula de viviendas por la paralización de construcciones por parte del sector privado.

Fuente: Sumarium